comunidades@jdvalls.com
93 762 69 99 / 93 762 61 00 (Fax)

Blog de Comunidad

Comunidad de vecinos

La fuerza de tu comunidad de vecinos

Nos solemos desentender de algunas de nuestras obligaciones como propietarios dentro de una comunidad de vecinos. A veces se piensa que no son tan importantes; otras, nos limitamos a aceptar lo que diga la mayoría, aunque renunciemos a la voz y voto que nos corresponde. Otras, sencillamente, nos olvidamos. No deberíamos menospreciar el poder y la fuerza que como comunidad de vecinos tenemos ante cualquier situación/eventualidad que surja.

Porque luego llegan los miedos ante el qué pasará cuando ocurre algo que no controlamos. El desconocimiento de nuestros derechos y obligaciones, y la abrumadora sensación de indefensión cuando se leen documentos legales que no se entienden, podrían hacernos pensar que no llevamos las riendas de la situación en nuestro bloque. Nada más lejos de la realidad.

Una comunidad de vecinos unida 

Los propietarios, como dueños de las viviendas, sois los principales partícipes del buen funcionamiento y mantenimiento de la comunidad. Nada se puede hacer sin vuestro consentimiento. Sin duda, un aspecto nunca a olvidar que nos hace ver hasta dónde podemos llegar en la defensa de los derechos comunitarios. Tenéis la fuerza suficiente para decidir lo mejor para vosotr@s.

Por ejemplo, una de las primeras decisiones a tomar es en quién recae la responsabilidad de la gestión del inmueble. Si efectivamente la lleváis vosotr@s, se dará forma a la comunidad de propietarios. Debe haber consenso sobre esto. Si por el contrario, se opta por un gestor externo (administrador de finca) será éste quien deba supervisar todas las actuaciones para el buen mantenimiento del edificio. Eso sí, todas sus acciones finales estarán supeditadas a los acuerdos llevados a cabo bajo consenso por la comunidad de vecinos.

Presidente de la comunidad de vecinos 

Un rol que much@s rehúyen, pero que todo propietario asume durante un año al ser una posición rotativa. El caso es que desde tal posición, el propietario velará por el beneficio común de tod@s los vecinos. Cualquier incidencia que ocurra deberá afrontarla y subsanarla.

Además, está en su deber no dejar que la fuerza de la comunidad de vecinos se resienta. Es decir:

  • Fomentar la participación de otros inquilin@s convocando juntas de propietarios
  • Ser portavoz y amplificador de las sugerencias del resto de usuari@s de la comunidad (ej. Informar de obras en algún piso o mediar ante actividades molestas)
  • Ser partícipe en la contratación de cualquier servicio u obra

La suma de tod@s los propietarios 

Como conjunto de vecinos, la comunidad es el ente que toma las decisiones finales. Por separado, los propietarios tienen la potestad de decidir sobre su vivienda. Casos como hacer reformas o instalar sistemas de seguridad sólo os incumbe a vosotr@s.

Como os podéis imaginar, la cosa cambia si hablamos de instalaciones comunes (piscinas, jardines, etc). Aquí, sólo el consenso entre vecinos determinará lo que ocurra.

Conocimiento de vuestros derechos   

Debéis estar bien asesorad@s cuando toquen temas legales y jurídicos que lo normal es desconocer. Ejemplo, tramitación de siniestros. En este caso, hay que mirar la póliza de seguros y saber qué capital está cubierto por las aseguradoras en el contrato. Sólo un ejemplo de un caso común donde la comunidad de vecinos podría no saber cómo actuar.

 

Leave a Reply