comunidades@jdvalls.com
93 762 69 99 / 93 762 61 00 (Fax)

Blog de Comunidad

contratos energeticos en comunidades de vecinos

Cómo gestionar tus contratos energéticos para tu nuevo hogar

Las mudanzas pueden llegar a ser muy estresantes: son muchas las cosas a preparar y casi siempre poco tiempo con el que cuentas. En este sentido, la organización es vital para que la mudanza se desarrolle en las mejores condiciones. Y quizás una de las tareas a realizar durante una mudanza que más quebraderos de cabeza producen son los que tienen que ver con los contratos energéticos. Por este motivo, a continuación explicamos cómo te tienes que organizar para que no tengas problema alguno.

Tus contratos energéticos

Cuando llegas por primera vez a un hogar pueden darse dos situaciones: que los suministros estén dados de alta o que no. Para el primer caso, lo único que tendrás que hacer es el cambio de titular de la luz, del agua y, en caso necesario, del gas. El cambio de titular de luz y del resto de suministros no tiene precio alguno, podrás hacerlo de forma gratuita las veces que haga falta. Es conveniente hacer el cambio de titular de la luz o gas con anterioridad a su llegada a la casa ya que no se efectúa de forma inmediata, es necesario esperar a la facturación.

Este cambio de titular se puede efectuar con todas las comercializadoras (Repsol, – ex Viesgo-, Holaluz, Iberdrola, etc.) a través de su servicio de atención al cliente. Los usuarios pueden llamar al teléfono gratuito de la compañía, hacerlo a través de la página web o visitar algunas de sus oficinas repartidas por toda España (por ejemplo, Viesgo tiene una en Santander, Madrid, Barcelona, etc.). En este sentido, las vías son múltiples, y por tanto efectuar el cambio de titular muy sencillo.

¿Y qué pasa si no tengo suministros?

Cuando la vivienda a la que te mudas es de nueva construcción es habitual que aún no se haya conectado a la red eléctrica y de gas natural. Si ese es tu caso, tendrás que dar de alta la luz y el gas. Desafortunadamente, estas altas que se tienen que efectuar a través de las distribuidoras energéticas asignadas a tu zona tienen un precio; por suerte, solo se tiene que hacer una vez en la vida… salvo, claro está, que se dé el suministro de baja y luego se quiera volver a activar (algo que sucede pocas veces).

El coste del alta está formado por una serie de derechos que están regulados por el Gobierno. En todo caso, el coste total del alta de la luz es el mismo en toda España para la misma potencia eléctrica; en el caso del gas natural, el coste total es el mismo para un peaje eléctrico en cada comunidad autónoma: es decir, que una vivienda en Valencia para lo mismo por el alta de la luz que otra en Barcelona mientras que para el gas natural no paga lo mismo la de la ciudad condal que la capital del Turia.

Una vez dada el alta a los suministros tendrás que elegir una tarifa de luz y de gas. No olvides elegir una sin contrato de permanencia, para que así no tendrás problemas en cambiar de tarifa en el futuro. ¿Quieres saber cómo encontrar la tarifa que mejor te conviene? Puedes hacer click aquí para descubrirlo.

Leave a Reply